Miedo a Enfermar

   El miedo a enfermar es el malestar generado por la creencia de que tenemos o que tendremos en un futuro un enfermedad grave o terminal. En muchos casos esta enfermedad es el cáncer, pero pueden ser otras. Esta creencia genera mucho malestar en la persona, llegando a afectarla en su capacidad para hacer una vida normal.

   La ansiedad por enfermar surge de unas creencias o “supuestos” que vamos adquiriendo en nuestra infancia y que se disparan tras un incidente crítico, como puede ser la muerte de un ser querido, o un momento de crisis laboral o de pareja que nos genera mucho malestar. Estas creencias son por ejemplo “los síntomas corporales son una señal de que algo va mal, debería poder encontrar siempre una explicación a mis síntomas”.

hush-naidoo-382152.jpg

   Las creencias disfuncionales disparan los pensamientos automáticos negativos. Un ejemplo de pensamiento automático negativo sería “Podría tener un tumor cerebral” “no le dije al médico que he perdido algo de peso” “Puede ser demasiado tarde”

   Las consecuencias de este miedo se manifiestan con comportamientos como autoinspecciones para ver si ha salido un bulto, búsqueda de información en internet, visitas frecuentes al médico para hacerse chequeos, preocupación constante por la enfermedad, observación de los cambios corporales, y focalización de la atención en el cuerpo. Esto genera en la persona ansiedad, depresión, y alteraciones del sueño y del apetito.

   El miedo a enfermar genera mucho malestar y puede volverse crónico si no se realiza una intervención lo antes posible. Para combatirla se utilizan técnicas de eficacia probada como la exposición la psicoeducación y la reestructuración cognitiva. Llámanos, podemos ayudarte Contacto

Anuncios

Ansiedad de Separación

  Muchos niños sienten ansiedad y nervios su primer día de colegio. Sin embargo, si este miedo se mantiene durante semanas y se da también en otras situaciones donde el niño se separa de sus padres, seguramente este desarrollando ansiedad de separación.

   La angustia de separación se manifiesta por llantos y rabietas por parte del niño cuando sus padres se van a trabajar o le dejan en el colegio. A veces incluso se preocupa porque a sus padres no les ocurra nada malo mientras estén fuera de casa. Este miedo suele darse en niños de entre 6 y 11 años, aunque lo más común es que se dé en niñas alrededor de los 9 años de edad.

   Para ayudar a nuestro hijo a vencer la angustia de separación es importante ayudarle a afrontar los momentos de separación con menos ansiedad. Para ellos podemos recurrir a a dejar a nuestro hijo solo durante un tiempo breve, para que se vaya acostumbrando y vea que sus padres siempre vuelven. También resulta útil crear un ritual para despedirse que le de tranquilidad y le haga sentir algo más en control de la situación. Además, es útil despedirse del niño estando alegres, para que no asocie la despedida con algo aversivo.

  Para evitar que la situación derive en una ansiedad más acentuada es importante contar con ayuda terapéutica. Contacta con nosotros, te ayudaremos Contacto

Miedos y Fobias en Niños

Un miedo es la ansiedad que sentimos ante un objeto o situación específica. En un inicio son adaptativos y nos ayudan a ser precavidos, evitando situaciones de peligro. Un miedo puede volverse irracional cuando nuestra reacción es excesiva comparada con la amenaza que supone el objeto o la situación. Por ejemplo, cuando salimos corriendo o no podemos entrar en casa porque hay un cucaracha en el suelo. El miedo también es irracional cuando afecta a nuestro día a día. Por ejemplo, si tenemos miedo al metro y no podemos desplazarnos por la ciudad. Cuando el miedo es irracional y excesivo se denomina fobia.

   En el caso de los niños existen miedos evolutivos que suelen ser transitorios. Aún así debemos estar atentos y no pasarlos por alto, ya que generan mucho malestar en nuestros hijos. Los miedos evolutivos son los siguientes:

0-2 años:

  • Ruidos fuertes
  • Extraños
  • Sitios altos

2- 6 años:

  • Fantasmas y  Monstruos
  • Pequeños Animales
  • Oscuridad
  • Colegio

6-8 años:

  • Médicos: sangre
  • Daño físico

8- 11 años:

  •  A la muerte
  • Al rendimiento académico

11 años- Adolescencia:

  • Al rechazo
  • Al Fracaso
  • A la relaciones interpersonales

 Para vencer un miedo o una fobia lo más eficaz es enfrentarnos a la situación, de un modo gradual y controlado. Por ello es recomendable hacerlo con la ayuda de un proceso terapéutico. Si tiene una fobia y quieres vencerla, no dudes en contactar con nosotros, te ayudaremos Contacto

Crisis de Ansiedad y Agorafobia en la Adolescencia

  Los ataques de ansiedad ocurren cuando hay un incremento muy rápido e intenso de ansiedad que resulta sumamente desagradable para la persona. Se puede sentir malestar, ahogos, palpitaciones, mareos, desmayos, sudoración, temblores, náuseas y hormigueo.

 Además en ocasiones la excesiva ansiedad puede producir sensación de despersonalización (sentir como que estoy fuera de mi cuerpo) o desrealización (sentir que no estoy ahí). Durante los ataques el miedo a morir y el miedo a volverse loco pueden aparecer.

   En el caso de los adolescentes los periodos de exámenes son un momento en el que hay mayor vulnerabilidad para que ocurra un ataque de ansiedad. Por ello es importante tratar de prevenir que ocurran. Además, haber padecido ansiedad de separación en la infancia es un factor de vulnerabilidad para tener crisis de pánico en la vida adulta, por lo que debemos estar atentos a los signos que indican un aumento de ansiedad en nuestros hijos.

  Los ataques de ansiedad suelen ser inesperados al principio, aunque según pasa el tiempo se van asociando a un lugar o situación como puede ser el coche, el metro, los aviones, los ascensores etc. Cuando esto ocurre decimos que existe ataque de ansiedad con agorafobia. La agorafobia es el miedo a tener los síntomas de ansiedad o similares en lugares públicos o de los que es difícil escapar. Por ejemplo, la agorafobia puede ser miedo a desmayarse en el dentista o en la cola del cine, sitios donde huir es complicado.

   La manera de vencer la ansiedad es a través de la psicoeducación, del afrontamiento de los lugares o situaciones donde aparece la ansiedad, y mediante el cambio de nuestra forma de interpretar y pensar sobre ciertas situaciones que nos ocurren. Para ello es necesario paciencia, esfuerzo y ayuda terapéutica.

  Superar la ansiedad es posible. Contacta con nosotros. Te ayudaremos Contacto

 

Ansiedad Social en Adolescentes

La ansiedad social es el malestar y nerviosismo que se siente ante el miedo a ser evaluado negativamente por otros en una situación con otras personas. Esta ansiedad puede afectar a nuestro bienestar y a nuestra vida, ya que muchas situaciones de nuestro día a día son sociales.

   Los adolescentes están en un periodo crítico, donde la imagen y las habilidades para  relacionarse con los demás cumplen un papel muy importante en la autoestima del adolescente. Por ello, la ansiedad social es más común en este periodo.

  La ansiedad social surge porque la persona está preocupada por lo que dice y hace, pensando que los demás están evaluándola constantemente y que van a juzgarla duramente si comete cualquier error. Es decir, hay una autoevaluación constante y una meta perfeccionista que le hace ver que una supuesta equivocación es algo imperdonable.

   La manera de vencer la ansiedad social es a través del entrenamiento en habilidades sociales, así como un cambio en la manera de pensar sobre las situaciones sociales y una exposición a las mismas. Esto se consigue con esfuerzo y con apoyo. Llámanos, te ayudaremos Contacto

Ansiedad Generalizada

 La ansiedad generalizada es una preocupación constante por sucesos negativos que pueden ocurrir a la persona o a sus familiares y amigos. La preocupación es por cosas rutinarias del día a día, por lo que la persona vive en una angustia constante.

  La ansiedad generalizada se diferencia de otros problemas de ansiedad en que la persona no tiene tantos síntomas físicos, sino que son más de pensamiento. Los síntomas de la ansiedad generalizada son la irritabilidad, la inquietud, la dificultad para dormir, la dificultad para concentrarse y la tensión muscular. A la larga es una situación muy desgastante y agotadora.

  La manera de combatir la ansiedad generalizada en a través de la reestructuración cognitiva y de la reevaluación de la utilidad de preocuparse. Con esfuerzo y paciencia la preocupación puede reducirse, y puedes sentirte más tranquilo y positivo. Contacta con nosotros, podemos ayudarte Contacto

Ansiedad Social

  La ansiedad social es el malestar y nerviosismo que se siente ante el miedo a ser evaluado negativamente por otros en una situación con otras personas. Esta ansiedad puede afectar a nuestro bienestar y a nuestra vida, ya que muchas situaciones de nuestro día a día son sociales.

  La ansiedad social surge porque la persona está preocupada por lo que dice y hace, pensando que los demás están evaluándola constantemente y que van a juzgarla duramente si comete cualquier error. Es decir, hay una autoevaluación constante y una meta perfeccionista que le hace ver que una supuesta equivocación es algo imperdonable.

   La manera de vencer la ansiedad social es a través del entrenamiento en habilidades sociales, así como un cambio en la manera de pensar sobre las situaciones sociales y una exposición a las mismas. Esto se consigue con esfuerzo y con apoyo. Llámanos, te ayudaremos Contacto

Miedos y Fobias

  Un miedo es la ansiedad que sentimos ante un objeto o situación específica. En un inicio son adaptativos y nos ayudan a ser precavidos, evitando situaciones de peligro. Un miedo puede volverse irracional cuando nuestra reacción es excesiva comparada con la amenaza que supone el objeto o la situación. Por ejemplo, cuando salimos corriendo o no podemos entrar en casa porque hay un cucaracha en el suelo. El miedo también es irracional cuando afecta a nuestro día a día. Por ejemplo, si tenemos miedo al metro y no podemos desplazarnos por la ciudad. Cuando el miedo es irracional y excesivo se denomina fobia

  Los miedos surgen por experiencia directa, o porque alguien nos cuenta que algo es peligroso.  Esto hace que por ejemplo las noticias influyen mucho en nuestros miedos, ya que si oímos que ha habido un accidente de tráfico tendemos a “aprender” que ir en coche es peligroso. Sin embargo esto es perjudicial en el caso del miedo excesivo o de las fobias, ya que a veces podemos coger miedo a algo muy seguro solo porque nos acordamos de un accidente que hubo. Esto es muy típico en el caso del miedo a volar. Hay más de 3500 vuelos al día, y sin embargo nos acordamos de un accidente que hubo hace años. Esto hace que sintamos que volar es peligroso, aunque la realidad demuestra lo contrario.

  Dentro de las fobias existen dos que dificultan enormemente nuestra vida:

  Para vencer un miedo o una fobia lo más eficaz es enfrentarnos a la situación, de un modo gradual y controlado. Por ello es recomendable hacerlo con la ayuda de un proceso terapéutico. Si tiene una fobia y quieres vencerla, no dudes en contactar con nosotros, te ayudaremos Contacto

Ataques de Ansiedad y Agorafobia

   Los ataques de ansiedad ocurren cuando hay un incremento muy rápido e intenso de ansiedad que resulta sumamente desagradable para la persona. Se puede sentir malestar, ahogos, palpitaciones, mareos, desmayos, sudoración, temblores, náuseas y hormigueo.

 Además en ocasiones la excesiva ansiedad puede producir sensación de despersonalización (sentir como que estoy fuera de mi cuerpo) o desrealización (sentir que no estoy ahí). Durante los ataques el miedo a morir y el miedo a volverse loco pueden aparecer.

  Los ataques de ansiedad suelen ser inesperados al principio, aunque según pasa el tiempo se van asociando a un lugar o situación como puede ser el coche, el metro, los aviones, los ascensores etc. Cuando esto ocurre decimos que existe ataque de ansiedad con agorafobia. La agorafobia es el miedo a tener los síntomas de ansiedad o similares en lugares públicos o de los que es difícil escapar. Por ejemplo, la agorafobia puede ser miedo a desmayarse en el dentista o en la cola del cine, sitios donde huir es complicado.

   La manera de vencer la ansiedad es a través de la psicoeducación, del afrontamiento de los lugares o situaciones donde aparece la ansiedad, y mediante el cambio de nuestra forma de interpretar y pensar sobre ciertas situaciones que nos ocurren. Para ello es necesario paciencia, esfuerzo y ayuda terapéutica.

  Superar la ansiedad es posible. Contacta con nosotros. Te ayudaremos Contacto

 

 

Miedo a Volar

El miedo a volar es un miedo que sufren muchas personas, pero ¿por qué?

  El miedo a volar se adquiere por varios factores. En primer lugar el ser humano no nace para volar. Esto hace que no estemos acostumbrados a las sensaciones que se producen en el aire, y que las malinterpretemos o magnifiquemos.

  Además el ser humano tiende a buscar una explicación para todo, y a veces no disponemos de los conocimientos suficientes para entender todos los factores que se ponen en marcha en un avión.

  Otro factor que influye a la hora de adquirir el miedo a volar es la tendencia innata que tenemos para juzgar la frecuencia de un suceso por cómo de fácil nos vienen ejemplos de tal suceso a nuestra mente. Es decir, si pensamos en volar enseguida nos viene el recuerdo de un accidente aéreo, y nuestra mente  sobreestima su probabilidad. Otro ejemplo sería cuando concluimos que fumar no será tan malo porque nuestro abuelo fumaba como una chimenea y vivió 100 años. El resultado es que los sucesos más mediáticos y fácilmente recordables cobran una importancia desproporcionada. En este sentido tanto los medios de comunicación como las películas influyen en la facilidad con la que nos vienen a la mente ejemplos de accidentes aéreos.

  Las estadísticas confirman constantemente que el avión es el medio de transporte más seguro. Entonces ¿por qué seguimos teniendo miedo? En parte es porque existe una gran diferencia entre saber que algo es seguro y sentirlo de tal forma. Aunque las estadísticas muestran de manera objetiva que volar es seguro, es muy complicado que la persona l considere los aviones como seguros si tiene pensamientos tan negativos respecto a ello, por muchas estadísticos que le muestren.

  Por otro lado tendemos a recordar mejor y damos más importancia a  las emociones que a los datos, por ello recordamos con más facilidad los momentos vividos que la fecha en la que ocurrieron. Por ello es más fácil recordar un accidente comentado en los medios de comunicación que los datos de una estadística.

¿Cómo superamos el miedo a volar?

  Para superara el miedo a volar debemos de afrontarlo, teniendo antes ciertos conocimientos sobre aviación y psicología. En primer lugar debemos entender que lo que nos produce miedo no es el avión sino los pensamientos que nos surgen cuando nos subimos a uno. Por lo tanto no es cuestión de evitar volar, sino de evitar pensar lo que solemos pensar cuando cogemos un avión. Se trata de cambiar los pensamientos catastrofista por unos más realista, más acordes con el riesgo tan sumamente pequeño que conlleva volar. También es importante no exponernos a noticias sensacionalistas que a menudo son inexactas, suelen contener errores   especulaciones, lo cual genera ansiedad.

  Lo más importante para superar el miedo a volar es volando. No todos los vuelos son iguales, por eso es importante comenzar con vuelos que nos generen menos miedo y nos parezcan más fáciles de afrontar, para luego subir poco a poco de nivel, afrontando los que parecían más complicados. Para entonces igual ya no nos lo parecen tanto.

  En definitiva, el miedo a volar es emocional, no racional, y la manera que tenemos para vencerlo es informarnos y afrontarlo cogiendo vuelos y desconfirmando nuestras creencias irracionales respecto a los aviones.